“Un equipo de Primera A para jugar en la B”

El día domingo, tras caer en casa ante Deportivo Cuenca, Olmedo ya terminó de firmar el descenso a la Primera B para la próxima temporada. Consumada la pérdida de la categoría, el Presidente Luis Aimacaña dialogó sobre lo que se viene.

En declaraciones brindadas a Radio Tricolor de Riobamba y recogidas por el sitio oficial del “Ciclón”, el directivo lamentó que no se hubiera logrado sostener la permanencia, a pesar de que se lo intentó.

“La situación del Olmedo es bastante triste, ya que se hicieron todos los esfuerzos necesarios para armar un equipo representativo en la segunda etapa, para poder darle a la afición una esperanza, porque cogimos al equipo casi descendido y con muchos puntos en contra.”

Para Aimacaña, se corrigió el rumbo con llegada del técnico Óscar Pacheco, pero luego se vino un periodo de inestabilidad que la dirigencia no pudo resolver: “Hicimos una buena campaña hasta cuando las cosas estuvieron bien con el director técnico Oscar Pacheco; se estaban dando resultados. Pero la inestabilidad que se generó por denuncias de jugadores repercutió en el ánimo y compañerismo de ellos. Como Presidente traté de solventar eso, pero se siguieron acumulando varias situaciones que se nos escaparon de las manos y ahora estamos con la tristeza de que Olmedo pierda la categoría y que los esfuerzo que se hicieron humanamente posibles y financieramente para conseguir recursos no alcanzaron.”

Pero ya no es tiempo de lamentos. El Presidente buscará devolver al “Ciclón” a la Serie de Privilegio y tiene claro cómo hacerlo: “A pesar de que existe una gran incertidumbre de lo que va a pasar con Centro Deportivo Olmedo, para mí no existe eso. Las cosas están muy claras, tiene que haber trabajo, comprometimiento y soluciones inmediatas para afrontar la Serie B.”

“Me queda una gran responsabilidad para el siguiente año, armar un equipo de primera A para que juegue en primera B. Estamos hablando con varios jugadores con la finalidad de que se mantenga la base del plantel actual. El fútbol tiene altos y bajos y no seremos los primeros ni los últimos que descendamos de categoría.”, añadió.

Buscando lo positivo en lo negativo, el directivo agregó que ésta puede ser una oportunidad para depurar al club: “Esto lo veo como una situación saludable para sanear cosas dentro del equipo y también a nivel administrativo, para de esta manera formar un equipo competitivo con la finalidad de armar una estrategia para ascender lo más rápido posible en la temporada 2013 y de esta manera seguirnos preparando para la primera categoría. Estoy seguro de que lo vamos a conseguir.”

Aimacaña tiene marcada desazón por el poco compromiso de varios jugadores: “Se ha hecho un esfuerzo superior al que se debía hacer para tratar de salvar la categoría y se ha manejado con trasparencia para que los jugadores se sientan como profesionales. Pero yo reclamo ante ellos porque se tienen que jugar estos partidos por la camiseta y con profesionalismo, dejando todo en la cancha. Eso sí, reclamo de los jugadores, ya que de mi parte ha habido el cumplimiento de sus sueldos, pero yo no puedo permitir que exista desmotivación. En la cancha tienen que estar los jugadores que le quieran a Centro Deportivo Olmedo.”

Fuente: Futbolecuador.com