Un equipo permite detectar hasta 22 virus por muestra

Una nueva máquina que puede diagnosticar patologías que antes no era posible en el Ecuador llegó al Instituto Nacional de Salud Pública e Investigación (Inspi), antiguo INH.

Permite detectar patógenos respiratorios que no se podían identificar como coronavirus, rinavirus, metapneumovirus, entre otros, y adicionalmente los que sí se podía con otros equipos, explicó el jefe del Laboratorio de Genómica, Alfredo Bruno.

El director del Inspi, Juan Pérez, indicó que el realizar las pruebas con este equipo es el último paso que se debe seguir, ya que primero se tienen que descartar las sospechas por sintomalogía, luego realizar exámenes en los laboratorios de los hospitales y por último, cuando exista la sospecha de un patógeno específico, enviar las muestras al Inspi.

Bruno precisó que el equipo permite procesar unas 40 muestras por día. “Que es suficiente para el número de casos sospechosos”, acotó Pérez.

La técnica del laboratorio, Doménica de Mora, explicó que el equipo funciona con un nuevo sistema de biochips, que permite que en cada celda se ubique una muestra, y el procedimiento es más rápido porque antes en dos días obtenían los resultados de una muestra de un patógeno, pero ahora en el mismo tiempo se obtendrán para 22 patógenos.

Pérez señaló que se intenta entrar en la prevención masiva mediante la detección oportuna de casos de influenza para tomar acciones de salud pública para hacer cercos epidemiológicos y que de esa manera en el caso de que exista un nuevo virus circulando en el país pueda haber una respuesta rápida y oportuna por parte de las autoridades para que no se produzcan grandes brotes epidémicos que afecten a un gran porcentaje de la población.

Además indicó que con esa tecnología la entidad está a la punta de la investigación científica y médica y agregó que el Inspi es el brazo ejecutor del Ministerio de Salud Pública (MSP), por lo cual debe hacer las pruebas epidemiológicas y entregarle los resultados para que se tomen las decisiones.

El equipo, que costó $ 130 mil, fue donado por el Gobierno con aporte de los impuestos, refirió. “En muy poco tiempo podemos saber si lo que tenemos es un virus común que no implica mayor riesgo o si se está entrando en ese momento en algún tipo de riesgo o sanitario, que tenga que tomarse una acción mucha más concreta”, dijo.

Fuente: Diario El Universo