Una llamada telefónica para identificar el mal de Parkinson

Con solo una llamada. Con solo escuchar una voz. Con solo grabar ese sonido y verificar el temblor o no de esa voz, sus cambios sutiles, su respiración.

Identificar el mal de Parkinson de esta manera es la técnica que podría cambiar la forma en que la ciencia y la salud pública enfrenta esta enfermedad que aún no tiene cura y que afecta a unas 6,3 millones de personas en el mundo.

Eso es lo que está haciendo Max Little, un matemático británico que ha investigado y desarrollado esta metodología que diagnostica, a través de grabaciones de voz, si una persona tiene o no la enfermedad.

Little, graduado en la Universidad de Oxford, actualmente realiza investigaciones para su doctorado en el MIT en el área de procesamiento de señales biomédicas.

“Necesitamos herramientas objetivas para detectar la enfermedad antes de que sea demasiado tarde. Necesitamos poder medir el progreso de manera objetiva y, en definitiva, la única forma en que sabremos si realmente existe una cura será cuando tengamos una métrica objetiva y certera”, explicó Little hace poco en una conferencia de TED.

Una llamada para ayudar

El equipo de Little quiere ir más allá y ha lanzado la iniciativa Parkinson’s Voice (La voz del Parkinson), que busca conseguir 10 mil grabaciones de voz en todo el mundo. No importa si sean sanas o tengan la enfermedad.

La visión de esta tarea, según el sitio web que la promociona, es de proporcionar  avances radicales y abaratar costos en los diagnósticos del Parkinson (los clínicos son caros porque necesitan movilización, tiempo de especialistas…). Según las investigaciones -que se asegura son iguales de precisas que las clínicas- la voz de una persona con la enfermedad se ve afectada de igual manera que los movimientos de las extremidades.

Cualquier ciudadano, en cualquier parte del mundo, puede llamar y seguir unas indicaciones breves (3 minutos) y aportar a esta investigación. Para ello están abiertos los siguientes teléfonos. Anímese y aporte a la búsqueda de esperanzas para controlar esta enfermedad hoy incurable.

Fuente: Doctortecno.com