Universitaria manabita fue asesinada en fallido asalto

SANTO DOMINGO DE LOS TSÁCHILAS.-

gg05ev200313-photo01_456_336

María Gabriela Dueñas Báez, de 20 años, fue asesinada por un delincuente. Sucedió a eso de las 13:00 del pasado lunes, cuando la joven –que estudiaba Administración de Empresas en la Universidad Técnica Equinoccial– habría huido de ladrones, que a bordo de una camioneta le cerraron el paso mientras conducía un automóvil Chevrolet Spark cerca de su vivienda, ubicada en la cooperativa Echanique Cueva.

La acompañaba su madre, María del Carmen Báez, quien indicó que a pocos metros de su hogar fueron interceptadas por antisociales que se movilizaban en una camioneta. Sin duda –dijo la mujer– los delincuentes querían arrebatarle sus pertenencias, creyendo que la víctima llevaba dinero que salía a depositar en el banco, pues son dueños de una heladería.

Basados en el testimonio de la madre, la policía informó que uno de los atracadores golpeó el automóvil con un arma en la parte trasera, con el propósito de intimidarlas y robarles. Pero la víctima no hizo caso y más bien siguió conduciendo, lo que al parecer puso nervioso a un maleante que respondió con un disparo al auto.

La universitaria fue herida en la espalda, a la altura de los pulmones, pero no perdió sus fuerzas. Protegía su cartera y evitó que se la arrebataran. Mal herida y con hemorragia interna mantuvo el control del volante y aceleró con el propósito de escapar. En su desesperación, salió de la calle donde fue interceptada y llegó hasta el bypass de la vía Quinindé-Chone, lugar que es transitado y donde su madre pidió auxilio.

Al ver a su hija sangrando, la mujer –que no sufrió agresión– pidió ayuda a los conductores que transitaban por el sector. Al poco rato la joven fue socorrida por un hombre que la llevó de inmediato al hospital Gustavo Domínguez, adonde llegó sin signos vitales.

Los vecinos del sector que vieron el ataque criminal indicaron que los maleantes se aprovecharon de que la calle por la que transitaba la víctima estaba en malas condiciones, tiene muchos baches. Por eso mientras conducía no logró evitar el tiro que le asestaron.

Después del hecho la policía de Santo Domingo inició una búsqueda para dar con los maleantes, pero sin éxito. Horas más tarde se conoció que la víctima llevaba consigo $ 300, los que no precisamente iba a depositar como al parecer tenía por costumbre, sino que iba a utilizar para adquirir enseres y materiales que iba a llevar a Quito, adonde residiría por sus estudios.

Ahora, María Gabriela Dueñas vivía en la ciudad de Santo Domingo, zona donde sus padres montaron una distribuidora de helados. La familia es oriunda del cantón El Carmen, provincia de Manabí, lugar donde el cuerpo de la fallecida fue trasladado para ser velado y sepultado.

Baleado

La familia de Johnny Lorenzo Lozano Piloso, de 20 años de edad, quien fue asesinado el sábado en el sector El Grito de La Libertad, del cantón Quevedo, por desconocidos que se movilizaban en una motocicleta, pidió que se capturea a los asesinos.

Segunda víctima

La víctima era hermano de Jennifer Lozano, de 18 años, quien estaba embarazada de 8 meses y hace más de dos semanas también murió con un disparo en el pecho de un desconocido, dijo su padre Lorenzo Lozano.

Fuente: Diario El Universo