Verónica Baidal relata su vida nómada a través de sus canciones

La cantautora guayaquileña, quien reside en Suiza, presenta las 14 canciones de su disco ‘Llama invisible’

Viajar desde los 5 años de edad por Estados Unidos y gran parte de Europa (como Italia y Suiza) marcaron de cierta forma la vida de Verónica Baidal. Su condición nómada se convirtió en su fuente de inspiración para cantar.

El hecho de que su padre sea un Almirante de la Marina, le permitió recorrer varios lugares con toda su familia, tanto dentro del país como fuera de él, recuerda con cierta nostalgia la artista, ya que en cada puerto dejaba un amigo nuevo.

Verónica comenta que siempre le gustó escribir, por ello en su juventud decide estudiar periodismo en la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil. Una vez titulada ejerce la profesión durante 10 años.

Posteriomente se muda con su familia a Washington por asuntos personales. Allá laboró en el Mc Graw-Hill, la editorial más grande de Estados Unidos.

“Siempre me ha gustado trabajar en cualquier cosa. Cuando estaba en Italia me desempeñé como DJ y la gente me conocía como ‘La Bambina’, porque era la discjockey más joven”, sostiene. Es justo en aquella faceta cuando empieza a sentir su gusto por la música.

Desde entonces la intérprete dejó de hacer periodismo por dedicarse a su otra afición: componer las letras de sus propias canciones.
“Al momento de escribir me gusta estar en conexión conmigo misma, por eso me siento frente al mar ya que me da esa tranquilidad y motivación”, refiere Baidal.
Esta cantautora guayaquileña tiene 20 años de carrera musical, de los cuales los últimos 4 los ha realizado en Suiza.

Actualmente promociona su primer álbum denominado ‘Llama encendida’, el cual consta de 14 temas inéditos y en el que destaca su sencillo ‘Cadena invisible’.
“El tema narra la historia de una persona que se ‘somete’ a vivir esclava de los complejos y situaciones conflictivas de la vida”, relata la cantante.

Cuenta que sus melodías buscan reflejar el lado humanista y romántico de las personas, pues le parece egoísta hablar sobre sus propias experiencias.

El ritmo que predomina en sus temas son las baladas, el rock, funk y algunos matices de música electrónica.

“Mecano, John Mayer y Depeche Mode son mis influencias musicales”, expresa Baidal.
Esta artista, que es cristiana y muy creyente en Dios, basa su vida en un principio bíblico el cual reza: ‘Buscad el reino de Dios y el resto viene por añadidura”.

Verónica Baidal, quien domina a la perfección el idioma inglés, italiano y el español, ha tenido la oportunidad de presentarse en la ciudad de Lucerna- Suiza ante un auditorio lleno. Aquí en el Puerto Principal ha actuado en la Alianza Francesa.

Finalmente, comenta que su objetivo dentro del mercado musical no es buscar que sus canciones tengan una temática comercial, sino más bien espiritual y de reflexión que ayude al prójimo a encontrarse a sí mismo.

Entérate

Verónica Baidal estará en Guayaquil hasta el 2 de octubre, día en que ofrecerá un show artístico en el auditorio principal del Auditorio Simón Bolívar (ex MAAC Cine) en el Malecón 2000. Además hará el lanzamiento de su disco ‘Llama encendida’, que estará a la venta a $ 10.

Fuente: PP El Verdadero