Willie Colón hizo cantar a machaleños en sus fiestas

Una noche musical al ritmo del salsero boricua Willie Colón fue lo que se vivió en Machala por los festejos de sus 188 años de cantonización. Unas 80 mil personas coparon las calles 25 de Junio y Fulton Franco Cruz para disfrutar del concierto gratuito.

Justo a las 00:01 de ayer el puertorriqueño de 62 años subió al escenario y los aplausos y gritos de los asistentes lo recibieron, la primera canción que se escuchó fue Che Che Colé y luego el músico bailó al ritmo de la salsa.

Colón lució un esmoquin gris y unas gafas negras e interpretó otros éxitos como Idilio, Gitana, Asia, Oh qué será, Casanova, Talento de televisión y su clásico El gran varón, que hizo levantar de los asientos y mover a los miles de espectadores.

Esta es la segunda ocasión que el artista visita esta ciudad, la primera fue en el 2008, en el estadio Nueve de Mayo, con el desaparecido Joe Arroyo.

Ahora lo acompañaron 16 músicos. Antes del concierto canceló una rueda de prensa que tenía prevista ofrecer en el hotel Oro Verde, aduciendo que estaba enfermo y cansado.

En la tarima también se presentaron las estrellas de la Fania, quienes cantaron composiciones que le brindaron reconocimiento a esta agrupación, con Alfredito de la Fe, en el violín; Larry Harlow, en el órgano; César Rivera, Lewis Khan y la voz de Emo Luciano, prendieron la noche.

El alcalde de Machala, Carlos Falquez, hizo la entrega de una placa de reconocimiento a la trayectoria musical de las estrellas de la Fania y también a Willie Colón.

El espectáculo fue complementado con los artistas orenses y nacionales: Jenny Calderón, Gino, Roberto Claudio, Brigette Otero, Alta Tensión, Nicolás Espinosa y Yexon, estos dos últimos son talentos de la televisión nacional.

El show terminó cerca de las 02:00 de ayer con la exhibición de juegos pirotécnicos.

La animación del concierto estuvo a cargo de Diego Spotorno, Benito Ordóñez Mr. Boricua, Beatriz Burbano y Heraldo Sánchez.

Otro recital

Willie Colón ofreció un concierto la noche del pasado viernes en el malecón de Quevedo. Un fuego artificial estalló y asustó a más de uno, pero luego fue ‘olvidado’ por la música del salsero.

Por este hecho resultó herido en la cadera René Gilces, camarógrafo del Cabildo de Quevedo, quien fue dado de alta cerca de las 07:45 del pasado sábado de la sala de observaciones de varones del hospital de Quevedo.

Fuente: Diario El Universo